Nosotros

Quienes Somos

Somos un grupo de amigos que observamos que la realidad está inmersa en una persistente cortina de humo generada intencionalmente para evitar discusiones que trasciendan de la mera coyuntura, un presente envuelto en intereses particulares, y puedan proyectarse hacia una discusión de fondo sobre los intereses más relevantes que atañen a los argentinos.

En tal sentido, podemos ver como distintos personajes expresan opiniones/ideas en defensa de sus intereses personales o sectoriales, pero que lo hacen mediante el empleo de argumentos falaces, irreales, tergiversados o, en muchos casos, direccionados intencionalmente a inducir a error al escucha o lector ocasional o generarle vanas expectativas de un porvenir próximo a alcanzar.

Entendemos que esos argumentos intencionalmente falaces, o la carencia absoluta de argumentaciones, tienen el simple objetivo de hacernos creer que nuestro destino como país está predeterminado en una única dirección que no estamos capacitados para enmendar. Tenemos en claro que no es así. Somos conscientes que hay aspectos importantes a discutir entre todos los argentinos, desenmascarando esos “sofismas” que los cubren, para que de esa manera podamos interpretar la realidad cotidiana de otra manera.

En estos días, y desde hace tiempo, proliferan los agravios, insultos, los artilugios efectistas a los fines de ocultar la carencia argumental. Pretendemos discutir, tomar posición, pero desde la fundamentación de nuestra postura.

Creemos que muchos de esas tergiversaciones esconden detrás intereses de sectores poderosos. Queremos someterlos a discusión, sembrar dudas, exponer esas falacias discursivas o, en caso de corresponder, aceptar la fuerza de sus argumentos, pero redireccionandolos en beneficio del conjunto.

En estas páginas virtuales tendrán cabida todas las opiniones, aun las que no coincidan con lo que nosotros sostenemos. No le tememos a la discusión de ideas. Por el contrario, consideramos que enriquece y que es un medio indispensable para ahuyentar esos “sofismas” que actualmente abundan y dar lugar a la conformación de una idea de país que nos incluya a la gran mayoría de argentinos/as.

Esperamos contar con tu compañía a lo largo de esta experiencia y cruzarnos pronto para vernos a los ojos.

Saludos del equipo de “El Retorno de los Sofistas”.

 


Sofistas y Actualidad

Si bien en sus orígenes el término “sofista” hacía referencia a la sabiduría de los primeros y más grandes personajes de la Antigua Grecia, es en época de Platón y Aristóteles donde su uso adquiere un nuevo sentido. A partir de ese momento, empieza a conocerse con el nombre de “sofistas” a aquellos individuos que empleaban argumentos falaces para la elaboración de discursos, para la discusión política, conocidos como “sofismas”.

Se trataba de sujetos que mediante argumentos capciosos buscaban hacer pasar distintas conclusiones como verdaderas induciendo a error a sus escuchas a los fines de resultar “victoriosos” en una discusión.

Debemos reconocer que nunca se fueron del todo, pero hoy en día parecen haber retornado en su máxima expresión. En distintos ámbitos, nos encontramos con sujetos que, envueltos en un aura de verdad revelada, emplean cualquier argumento, aun a sabiendas de su falsedad o endebles, para sostener posturas ideológicas afines a sus intereses personales y/o sectoriales, aun a costa de las consecuencias que ello pueda provocar para el resto de la población.

A diario vemos que para sostener determinadas posturas se utilizan argumentos falaces y parciales, dejando de lado aspectos centrales de esa misma argumentación, con el simple objeto de que la idea expuesta pueda aparecer diciendo lo que sus expositores quieren que diga. Verbos en potencial, generación de expectativas infundadas, posicionamientos o definiciones carentes de argumentos, entre otros, nos invaden constante desde todos los rincones y por todas las vías de comunicación.

Sin pretender poseer verdades reveladas, queremos despejar “esa niebla” que envuelve intencionalmente determinados razonamientos y/o discursos, para poner a disposición de quienes quieran verlas y/o escucharlas herramientas que posibiliten cuestionar esos “sofismas”.

En resumidas cuentas, para que cada uno de nosotros estemos en condiciones de formarnos nuestra propia opinión sobre las cuestiones que nos atañen.