Lo que se dice y no es

La historia es necesaria y útil para escuchar, observar y razonar mejor lo que pasa o puede pasar en el contexto económico. Para entender el presente no nos podemos encerrar en un círculo negacionista, sumado a artilugios incompletos, de lo vivido respecto al pasado. Tarde o temprano la realidad y la memoria pasan a ser fuentes innegables de la verdad.

De acuerdo a la medición histórica de los ciclos evolutivos de la sociedad en su conjunto las teorías económicas, representan ciclos que mediante diferentes argumentos y herramientas sociales se mantienen y resurgen después del paso de unas cuantas décadas.

El poder es el objetivo principal, y el mismo es mantenido por segmentos sociales muy pequeños. Desde 2015, el 1% más rico de la población mundial posee más riqueza que el resto del planeta, actualmente, ocho personas (ocho hombres en realidad) poseen la misma riqueza que 3.600 millones de personas (la mitad de la humanidad).

Además siempre es necesario entender, simplemente, los principios básicos de  pensamientos contrapuestos.

Este primer artículo trae aparejado un ejemplo de afirmaciones y respuestas que representan la antítesis del Neoliberalismo y el denominado Keynesianismo, Populismo o Progresismo.

Posteriormente iremos profundizando cada uno de los pensamientos, nombrados el porqué de su auge, y principios básicos. Incluso la veracidad de sus argumentos y el quiebre de sus principios en el mediano plazo.

 

Los Contrapuntos. El Principio

Aclaración preliminar: Lo resaltado en rojo son las frases principales que estamos acostumbrados a escuchar y leer a través de la misma gente o vía medios de comunicación más importantes y que representan lo habitualmente mencionado por una gran cantidad de habitantes de nuestro país y otras de nuestros países vecinos de nuestra Sudamérica.

1- …“para bajar los impuestos;  hay que bajar el gasto” “o me dedico a trabajar o a pagar impuestos”….

Se le carga al Estado la responsabilidad de cobrar impuestos inútiles. Se va conceptualizando “Al Estado Elefante” o sea que no sirve.

2- ….Todos los gastos del fabricante son responsabilidad del Estado….

Pero, el verdadero costo de un fabricante responde a las limitaciones del esquema productivo.

El alto costo de los Servicios Públicos utilizados en la producción es resultado de las  limitaciones de crecimiento y oferta de los mismos. La inversión de la empresas de servicios, no se realiza, ni se realizara con este tipo de políticas neoliberales, donde el achicamiento económico es la principal variable para combatir la inflación, puesta como principal objetivo y no como lo que realmente es: La Consecuencia de un fracaso de posibilidades de desarrollo en países con alternativas de crecimiento y que por la aplicación de políticas asociadas al “Neoliberalismo” nunca han sido posible.

El alto costo de transporte con la eliminación de ferrocarriles de carga es el mejor ejemplo. Lo que permite entender que cada producto fabricado en el interior del país tenga un costo incompatible con la  competitividad internacional.

El valor del dólar asume un rol importante, no solo por la cotización del mismo sino más bien al efecto de sustentar una economía abierta sin protección alguna (algo contradictorio, por ejemplo, a lo que hace EEUU en limitar la importación de biodiesel)  y el gobierno pretende relacionar la producción interna con el precio internacional. Cosa que no es compatible con el objetivo de bajar costos internos para producir más.

En este caso, el empresario deja de producir y pasa a ser intermediario. El consumidor es  víctima de pagar impuestos al consumo y se ve obligado a  reducir su esquema de vida. Es común escuchar y leer pretextos sobre los gastos esenciales del Estado y que no puede trasladarse.

 

3- “….no se puede bajar el gasto porque hay que pagar a los maestros, la policía, las enfermeras y a los médicos….”.

Se comienza a plantear la necesidad de que la eliminación de planes sociales sea considera como vital.

4- …“para generar trabajo útil…

Se introduce la idea de que dar un subsidio por no trabajar perjudica a la persona perdiendo su autoestima. O sea, se afirma que esa persona nunca buscara un trabajo, ya que el subsidio es suficiente para vivir, transformando al mismo en un gasto que el Estado no debe asumir.

Y aquí surgen varias cosas.

Se profundiza el concepto del “individualismo” herramienta clave del neoliberalismo. La eliminación del ser social. Pero la principal contradicción es desechar la descomposición social sufrida desde mediados de la década del 70. La generación de un alto nivel de clase marginal ha limitado la posibilidad educativa al bajo nivel social. Esto ha generado “la falta educativa” y por consiguiente el rechazo de la demanda de trabajo a esa gente.

Entre 2003 y 2015 los porcentajes de desocupación habían bajado y se había logrado que muchas de esas personas, hasta ese momento excluidas, fueran incorporadas al sistema productivo. La Asignación Universal por Hijo (AUH) fue un ejemplo directo para futuras generaciones. En la actualidad han vuelto a retroceder. Es importante recordar que los niños de 6 a 14 años por medio del sistema educativo pueden superar su expulsión social en el futuro. Esta superación no es un gasto social sino más bien una inversión productiva muy importante. Si bien sus padres no lo pueden realizar estaban obligados a llevarlos al colegio para cobrar la AUH y de esa forma sacarlos de la calle.

5- “…lo que veo es empleados públicos por todos lados y les pago con mis impuestos…”

Se quiere asentar que el principal costo del Estado como también de las empresas son los salarios. Algo que no es verdad. Primero depende del tamaño de la empresa, cómo es el producto que se fabrica y qué necesidad de mano de obra tiene.

Hay que resaltar que las híper empresas, con la mecanización y automatización en la producción, representa un porcentual entre el 15 y 18% respecto a los salarios abonados. Si las mismas son de servicios integrales y captan sus funciones en grandes áreas territoriales los porcentuales salariales pueden aumentar hasta el 23% debido más que nada al mantenimiento y eficiencia de los servicios que prestan.

El tema eléctrico, por ejemplo, representa permanentes cortes de luz debido a que ningún distribuidor realiza nuevas inversiones para hacer más eficiente su servicio. El argumento permanente es que sus costos son cada vez más altos.

Pero las tarifas aumentan aunque el servicio no mejora.

Es de destacar que, contrariamente a lo fijado por reglas contables, los bienes de capital tienen una duración efectiva de entre 5 años y 10 años, por ejemplo móviles, además a la mayoría de los bienes productivos o de servicios las empresas los siguen utilizando y, en consecuencia, las nuevas inversiones son limitadas. Empresas como las telefónicas, trasladan equipos “viejos” a sectores del interior donde la intensidad del servicio es mucho menor.

También es de destacar que este tipo de empresas de servicios públicos mantienen lo que se llama una “Demanda Cautiva”: nadie por más aumentos tarifarios que soporte dejara de utilizar un teléfono fijo o celular, o dejara de utilizar el gas o la electricidad.

6- “… hay que reducir drásticamente la burocracia innecesaria”.

Entre 2003 hasta 2015, se han creado 6 ministerios en forma paralela a un crecimiento económico del 87,4% del PBI; el salario real (o sea que le gana a la inflación) se ha recuperado un 547%; la desocupación ha bajado un (-67%); y la deuda externa solo subió (sin considerar el canje) un 25%. El tipo de cambio se actualizo el 353%. O sea el sector público fue creador de alternativas y el tema de gasto publico real ha llegado en 2015 al 2.3% del PBI, realmente irrisorio comparado con cifras actuales.

En contraposición, desde los sectores que proclaman esta reducción se ha creado 5 ministerios, 17 secretarias, 38 subsecretarias, además elevo a 687 las direcciones nacionales, e institutos y organismos a 122.  Hay 1124 unidades administrativas jerárquicas en el Poder Ejecutivo. Y aún falta contar cientos de direcciones y coordinaciones generales. (Fuente Diario la Nación octubre 2017).

 

Mientras el PBI ha caído (-2.3%); el salario real disminuyó (-5.7%); La desocupación está en el orden del 8.9%; la deuda externa ha crecido el 35% y el tipo de cambio luego de la devaluación aumento el 21% (del 44% original se mantuvo ya que las tasas de interés de las Lebacs han alcanzado porcentuales del 38% en 2016 y en la actualidad el 30% anual).  Justamente para que la demanda de u$s no genera el desbalance de una política especulativa, como la vigente. Además el Déficit Fiscal ha alcanzado hoy el 5% del PBI.

El Estado no podrá desaparecer. Es inapropiado pensar que las empresas privadas incrementaran su esquema productivo de acuerdo a las reglas liberadas del Mercado. Justamente el achicamiento de la participación de las industrias pequeñas y medianas trae aparejado la desocupación, el efecto de menor demanda y, por lo tanto, una crisis en la recaudación de impositiva del Estado. El “Déficit Fiscal” pasa a multiplicarse por mas intención que exista en disminuirlo.

La reducción de las funciones del Estado es contradictoria si se espera un repunte de desarrollo económico. La aplicación de este tipo de políticas nunca ha dado, en ningún lugar del mundo, resultados positivos.

Nunca hay que olvidar que el Estado Somos Todos.

La financiación externa con política neoliberal se presenta como único recurso de sustentabilidad de la misma.

Esto no es nuevo en resultados sociales y desempleo, la mentira y la falsa esperanza. La Pos verdad, se afianza.

En términos generales, como he mencionado, la demanda disminuirá indefectiblemente. Si esto sucede las inversiones productivas (con altas tasas de interés) se quedaran quietas y en términos reales bajaran.  Los empresarios antes de invertir para renovar sus equipos o comprar nuevos, deben tener una perspectiva de crecimiento económico solidificado por una demanda continua en el mediano y largo plazo (aquí, de 2 a 5 años), mientras tanto las inversiones no se realizaran. Al contrario serán restringidas y tomaran el camino fácil de aumentar los precios a fin de compensar la capacidad ociosa.

La desocupación, la baja de la demanda es el resultado. La denominada estanflación (estancamiento con inflación) será continua.

6- “…. La economía crecerá rápido… pero es sumamente gradual en la amortiguación social de sus efectos negativos….”.

O sea los Centros de Poder Económico serán felices rápidamente, la sociedad sufrirá en forma continua y la Pirámide Social será cada vez más ancha en la parte inferior y estrecha en la superior.

Clase Alta – mayor concentración de capital,  con menor expansión en la parte media, Clase Media, y una gran base que seguirá  ensanchándose, mas Clase Baja y Marginal.

El mensaje continúa con la función política de separar las provincias para su propia manutención. Quizás alguna vez nos demos cuenta que el unitarismo de Buenos  Aires, se está afianzando cada día. Cada provincia al no tener un desarrollo equilibrado seguirá generando su propia crisis,  por consiguiente la emigración hacia la CABA y Gran Buenos Aires no podrá detenerse.

 

¿Cuánto falta para que un grupo importante de la sociedad se dé cuenta de su autodestrucción, ya vivida y evidentemente no asumida? 

Lic. Osvaldo Maques para el “Retorno de los Sofistas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *