Frases vacías

En esta oportunidad queremos hacer referencia a dos declaraciones emitidas en virtud de lo acontecido en el intento de disputar el encuentro entre River- Boca por la final de la copa libertadores de América.

En primer lugar, las declaraciones vertidas por el senador Miguel Ángel Pichetto quien manifestó, en razón de la actuación de las fuerzas de seguridad en las adyacencias al estadio, que la «…visión cultural de las izquierdas, donde la Policía no puede pegar, donde es agredida, donde en general siempre se pone en duda el operativo policial» y advirtió que «esto ocurre a diario».

Habrá quienes compartan estas declaraciones del senador por Rio Negro, pero nos parece que al momento de elaborar sus conclusiones pasa algunos datos por alto. Desde estas líneas nos preguntamos si no será que la cuestión de la falta de reconocimiento de autoridad a los miembros de las fuerzas policiales tenga que ver, mas allá de la posición política del presunto desconocedor, con comportamientos persistentes de esas mismas fuerzas: participación en desapariciones forzadas de personas, torturas y malos tratos, represión de protestas sociales, caza de cualquier transeúnte, un permanente comportamiento autoritario, entre otras cosas.

Parece ser que las fuerzas de seguridad locales ante la ausencia de límites se descontrolan.
Tal vez sería más conveniente que en su rol de jefe de unos de los bloques mayoritarios del senado tomara la iniciativa de presentar proyectos de ley a los efectos de modificar la lógica de formación de las fuerzas federales de seguridad, amplia deuda de la democracia, a los fines de adecuarlas a prácticas respetuosas de los derechos humanos. Es posible que esa sea la mejor manera de lograr que la sociedad civil respete más la autoridad de esas fuerzas y que ellas deban recurrir menos a la violencia institucional.

El autor de la otra frase a la que seguidamente haremos referencia fue emitida por el Presidente de la Nación, quien en conferencia de prensa deslizó “… La única sociedad posible es una sociedad donde rige la ley y todos somos iguales…». Recurrir a una presunta igualdad social y ante la ley en una sociedad atravesada por problemas severos de pobreza estructural resulta, mínimamente, paradójico.

¿Qué es la igualdad? Si dejamos de lado los problemas para definirla, parece ser un concepto, cuanto menos, bastante falso. ¿Todos somos iguales, todos tenemos los mismos derechos, todos contamos con similar acceso a la posibilidad de elaborar un plan de vida? ¿Esa igualdad que reconoce la letra de la ley, empezando desde la propia constitución, es real, se verifica en la práctica? ¿Los habitantes de un pueblo situado al norte de la República Argentina gozan de las mismas posibilidades de armar un plan de vida que aquellos que residen en la capital de todos los argentinos?

La realidad cotidiana pareciera indicarnos que no. Que esa igualdad no se verifica en la práctica. Que la existencia de esos famosos conceptos abstractos y vacios como la igualdad de oportunidades están más cerca de justificar la desigualdad que padecen millones de argentinos.

Citemos como ejemplo una noticia de los últimos días. ¿Son acaso iguales las señoras propietarias de Nordelta que sus empleadas domesticas, gozan de idénticos derechos, tienen similares obligaciones? Pareciera que no. Ni siquiera pareciera que pueden viajar en el mismo medio de transporte.

Una sociedad no se construye en base a desigualdades tan profundas y estructurales, pero menos aun se construye bajo un manto de presunta igualdad. Menos con una ficción jurídica, emanada de la letra de la fría ley. Solo se puede construir desde la práctica cotidiana.

Si usted lector llego a este punto, queremos poner término a estas líneas con la siguiente consideración: fracasar como sociedad no es no poder organizar un mero partidito de fútbol sino que se te muera un chico de hambre, pero también es el establecer nuestro orden de prioridades de fracasos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *